Ulises, el ingenioso y Polifemo, el ciclope

En clase de lengua, Camila formo grupos de a pares y a cada uno le designo una aventura de Ulises que aparezca en la Odisea. Yo trabajo con Violeta Dominguez, y nos toco la historia de «Ulises y el cíclope». Nosotras tenemos que escribir la historia, y también un dibujo. Este es nuestro trabajo:

Ulises y sus hombres estaban navegando, tratando de regresar a su tierra natal, Ítaca, después de haber luchado en la guerra de Troya. Ya habían pasado por distintas tierras para descansar lejos del mar, como la tierra de los Cicones o la de los Lotófagos. Ahora frenaron en la tierra de los ciclopes.

 

A el le habían contado mucho sobre aquellos cíclopes. Que no respetan el don de la hospitalidad, ni ayudan cuando un vecino tiene problemas. Ulises tenia intriga de saber si en realidad esa era su actitud, y cual era su apariencia. Entonces decidió tomar a sus doce hombres mas valientes y llevarlos con el a explorar la isla, mientras los demás se quedaban cuidando el barco.

Mientras recorría la tierra con sus hombres se encontró con una caverna tan grande que parecía llegar al olimpo. Esta tenia la puerta un poco abierta, y el decidió entrar. Cuando estaba adentro encontró muebles enormes, y quesos del tamaño de una cuadra. Decidió sacar el delicioso vino que traía y degustar el sabroso queso de cabra. Cuando su hambre quedo satisfecha se tiraron a descansar.

Después de un rato la puerta se abrió entera y empezó a entrar en la cueva un rebaño de cabras, detrás de ellas entro el cíclope que instantáneamente vio a Ulises y a sus hombres. Se enojo mucho al verlos, y su cólera aumento cuando notó que se habían comido todo su queso. Lo primero que pregunto el cíclope fue quienes eran y de donde venían. Ulises, el ingenioso le respondió:

-Yo me llamo Nadie y soy el líder de estos hombres. ¿Cuál es tu nombre poderoso cíclope? Estamos regresando a nuestro hogar y decidimos parar para descansar en esta isla. ¿Nos podrías conceder el don de la hospitalidad?

El cíclope les dijo su nombre, que era Polifemo. El se negó a la petición de Ulises, y se tragó de una a dos de sus hombres. Luego Polifemo salió nuevamente de la caverna.

Mientras el cíclope estaba afuera, Ulises ideo un plan con su mente brillante. Cuando el cíclope regreso se trago nuevamente a otro par de hombres. Ulises le ofreció todo el resto del delicioso vino que le quedaba. Polifemo se lo tomo todo y se embriago, luego se hecho a dormir. Mientras dormía, Ulises afiló un trozo de madera convirtiéndola en una lanza muy afilada. Luego se subió arriba del cíclope y se la calvo en e ojo.

Polifemo se despertó ciego y lleno de dolor, y fue a pedirla ayuda a los demás cíclopes diciendo:

-¡Hermanos ayuda! ¡Nadie me ha clavado una lanza muy afilada en el ojo!

Ningún cíclope le hizo caso, ni le brindo ayuda. Ahora Ulises tenia que idear otro plan para poder salir de la cueva que tenia una enorme piedra, que los hombres no podían mover, bloqueando la entrada.

Lo que decidió hacer fue que cuando Polifemo abría la puerta para sacar a pastar a las cabras, atarse debajo de ellas. Así cuando las tocaba por arriba (para revisar si iban montados en ellas) no se daría cuanta de que estaban escapando. Así lograron escapar y se embarcaron devuelta en su regreso a Ítaca.

 

 

 

Esta entrada fue publicada en 2AC2018, Castellano, Lengua. Guarda el enlace permanente.

1 respuesta a Ulises, el ingenioso y Polifemo, el ciclope

  1. camilaaliberti dijo:

    Chicas: valoro mucho el esfuerzo en el trabajo, que noté desde la primera presentación.
    Me gusta mucho su dibujo, que se ve prolijo y muy bien pintado. Además, cumple perfectamente con la misión de resumir el evento.
    Con respecto al texto, vuelvo a marcarles lo mismo que en clase: la primera parte está muy poco resumida y resulta demasiado larga. Toma bastante literalmente las palabras del texto (incluso incluye un diálogo), lo que no responde a la consigna. Además, se acentúa una desproporción con respecto a la segunda parte que, aunque mucho más resumida, también resulta algo más descuidada en la redacción.
    De todas maneras, valoro que hayan entregado el trabajo en tiempo y forma. Creo que, desde el comienzo, su trabajo era uno de los más elaborados y dedicados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.