Trabajo final – La Cautiva

En clase de Literatura, nuestra profesora, Camila Aliberti, nos pidió que expresemos dos ideas importantes que sentimos a través de la lectura de la cautiva, y además que lo relacionemos con nuestra vida diaria. Este es mi trabajo:

-Libertad

En los primeros capítulos de la historia “La Cautiva”, su autor Esteban Echeverría, juega con distintos sentimientos como la libertad. Narra sobre las numerosas peleas entre indios y criollos, entre ellas los distintivos malones que invaden las zonas civilizadas, llevándose consigo como cautivos a mujeres, niños, ancianos, y hasta a hombres. En el caso de esta historia, los indios le sacan la libertad a dos amantes que protagonizan la historia, estos son María y Brián. Al principio su libertad es negada por los indios, y son atados como prisioneros, incrementando la gloria que sienten los indios por haber conseguido la victoria. Cuando la historia continúa, podemos notar que Brián y María quieren recuperar su libertad. María con toda su fuerza logra cortar el lazo que le prive de la libertad, con un puñal que encuentra. Luego, con mucha valentía, va a soltar a Brián de su esclavitud. “-Huyamos, mi Brián, huyamos-”, gracias a esta cita podemos notar las ganas que tenían de huir y ser libres nuevamente. Ya libres de lazo que los abstenía de huir, reunieron coraje y silenciosamente se marcharon, sin que ningún indígena los note. Ahora, ya eran libres, sin nadie que los mantiene atados en contra de su voluntad, en contra de su opinión, que les quitaba su libre expresión. 

Acá les dejo un dibujo que hice en uno de los trabajos de clase, que es un símbolo sobre la libertad. En el podemos ver dos manos que estaban fuertemente atadas y lograron liberarse, como las de Brián y María. Además, al igual que en la historia estas manos están siendo liberadas gracias a un objeto, el puñal.

En mi vida cotidiana, aunque no tenga nada que ver con la historia que sucedió en esta narración, yo siento que las personas que más me privan de hacer lo que realmente deseo son mis padres. Puede ser que lo hagan con buenas intenciones, para que yo aprenda lecciones o que no salga lastimada de distintas situaciones. Lo que quiero decir es que a la hora de tomar decisiones por mi misma,mis padres siempre termina siendo parte de ellas, como una soga que está atada a mis muñecas y me priva de mi libertad, de hacer lo que deseo (al igual que la que les prohibía ser libres a Brián y María). Por el otro lado, también siento que cada vez estoy tomando mas mis propias decisiones, ya que estoy creciendo y madurando al mismo tiempo. Me doy cuenta de lo que está bien hacer y lo que no, y si tomo una mala decisión aprendo para la próxima vez no cometer el mismo error. Es como que muy de a poco, con un puñal, me voy librando de las riendas que me atan. 

-Tristeza

Otro sentimiento que expresa Esteban Echeverría a lo largo de toda la narración es la tristeza. Esta es muy notable en distintas ocasiones. Primero, puedes notar la tristeza de Brián y María cuando los indígenas los cautivan, separándolos de lo que más querían (su familia, amigos, hogar, etc). Más adelante también podés notar la tristeza de lo militares cuando fueron a vencer al malón pero no encontraron a su querido compañero ni a su esposa. Más adelante la tristeza también se presenta en la tediosa lucha de María de escapar de los indios, y al mismo tiempoa ayudar a Brián que estaba muy herido. El corazón de María se llena de pena cuando ve morir a su marido en frente de sus pies, cuando ella dejó todo con mucha valentía para salvarlo, sabiendo que lo tiene que dejar atrás para salvarse ella misma y encontrarse con su familia. Último, pero no menos importante, podemos notar la tristeza de María al enterarse que todo su esfuerzo fue en vano, ya que su hijo, que era la razón por la cual ella había intentado sobrevivir, había sido decapitado por los indios. “-No sabéis que es de mi hijo?-” “-Los indios lo degollaron-”, gracias a esta cita podemos ver el momento en el que María se entera de que su hijo había perdido la vida, y ella pierde todas sus fuerza, dejando que el cansancio y la muerte la venzan.

Abajo les dejo una imagen que hice en una de las actividades en clase, que representa la tristeza. En ella podemos notar tres cautivas que lloran llenas de melancolía porque perdieron todo lo que realmente querían. Además saben que pueden llegar a perder la vida debido a los indios, y sus costumbres de sacrificar a sus esclavos.

En mi día a día puedo encontrar en muchas ocasiones la tristeza. Mi tipo de tristeza no debe tener la gravedad que tiene la de esta historia, pero me hace sufrir. Siento tristeza cuando me peleo con amigas o familias, ya que lo odio. También no me gusta cuando la gente me miente o me deja de lado. Todas estas pequeñas acciones, que pueden no significar mucho, son las que me traen tristeza en mi vida cotidiana. 

Esta entrada fue publicada en 4AC2020, Castellano, Lengua, Literatura. Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.